EL MARAGATO, VIGIA DE LOS SUEÑOS DE BOÑAR


Boñar tiene muchas cosas que podrían ser símbolo de su historia: puente, piedra romana, casa escudada, iglesia , ermita...todas ellas pueden servir para abrir la puerta al curioso que quiera acercarse a conocerla.

Yo he elegido al humilde muñeco, maragato, que desde la altura de la torre vigila los quehaceres de las gentes del pueblo. hubo un tiempo en el que daba las horas intermitentemente y, con su melodía campanil, no sólo nos decia que hora del día era, sino que nos recordaba que Boñar tenía vida.


Tenía en el Negrillón un amigo con el que comentaba lo que se cocía en el pueblo, hoy está sólo y llora su soledad, pero sigue ahí en lo alto, como santo y seña de un pueblo que se resiste a perder a su campanero.

Por esto le he elegido como símbolo del blog. Nadie mejor que él nos lo puede abrir.



martes, 22 de julio de 2014

LA IGLESIA DE BARRIO DE LAS OLLAS


Barrio de las Ollas es un pueblecito recostado en la ladera de Pico Cueto. Un pueblo casi escondido, relajante, silencioso. Solo los mirlos y las pegaratas osan perturbar la tranquilidad.

 
Tuve la suerte de coincidir en él el día de San Juan, su fiesta mayor. Desde 1966 no entraba en su iglesia. Lo recuerdo muy bien porque, recién ordenado sacerdote, fui a celebrar la misa  allí, ayudado por un monaguillo de excepción, D. Conrado, de recuerdo permanente.
 
 
También recordé las concurridas romerías  al lado del rio, en las que todo el pueblo, tanto de Barrio, como de Boñar, se transformaban en una sola familia alrededor de los filetes empanados y las tortillas. Eso si que era hacer pueblo. 
 
 
La iglesia de Barrio es del siglo XVII, de fábrica sencilla, pequeña, en la que destaca su proporcionada y erguida espadaña.
 
 
Está en un pequeño alto desde el que se divida el valle y tiene un pequeño pórtico
 
 
 
 
El interior del templo es pequeño, pero como todas las iglesias de los contornos guarda una serie de imágenes  interesantes de lo que se llama" arte rural".
 
 
 
El retablo es pequeño, pero no exento de una cierta nobleza, en el que en lugar de la imagen de la Inmaculada debería estar la de San Juan.
 
 
Hay diversas imágenes en su retablo y en la iglesia
 
 
 
Este cuadro de Santiago , peregrino, pienso que tiene relación con el camino de Santiago que , viniendo de las Arrimadas, pasaba por el Puente Viejo y se adentraba en Barrio. La devoción al santo estaba presente en aquellas iglesias que jalonaban el Camino.
 
Me encanta esta vieja puerta del sagrario en relieve: tiene un arte y una fuerza especial que se transmiten a pesar de su destartalamiento.
 
 
En el retablo hay unas pinturas singulares e interesantes desde el punto de vista iconográfico y artístico, como son el Bautismo, la Crucifixión y el martirio de San Juan
 
 
 
 
No podía faltar el demonio, presente en toda la teología medieval
 
 
Cierro este recorrido por el interior con algún detalle más
 
 
y la losa en latín a la salida o entrada del templo
 
 
Feliz coincidencia de la fiesta que me permitió "redescubrir" esta pequeña y bella iglesia.
 
Con la degustación de unas cerezas del cerezo de la Iglesia, abandonamos Barrio de las Ollas
 
 
 
 
 

sábado, 19 de julio de 2014

LLANTO POR UNA TRILLADORA

 
Ver esta fotografía ha provocado en mi cantidad de ideas, imágenes y recuerdos de infancia, que es casi como decir  de otro mundo que va muriendo ya, engullido por la "modernidad".
La imagen de esta foto, tomada en el término de Las Bodas, es la imagen de la muerte de un mundo rural con sus formas de vida y sus visiones morales.
Sin apelar al inmovilismo, que es antihistórico (la Historia es dinámica), los que hemos conocido aquella forma de vida y la de hoy, reconocemos que aquella tenía muchas más virtudes de las que reconocemos. 
Este esqueleto de la trilladora nos evoca a muchos aquellos momentos de la trilla en las eras. Boñar vivía, a las puertas de las fiestas de la Virgen y San Roque, concentrado en este trabajo. Había un gran sentido familiar, pues toda la familia, de un modo o de otro, echaba una mano en esa tarea monótona , como una noria, de dar vueltas y vueltas con las vacas al corro de trigo.
 
 
Mis recuerdos de la trilla están muy vivos y me ayudan a identificarme muy profundamente con Boñar.
 
La segunda reflexión que me viene a la vista de esta trilladora es en forma de pregunta: ¿Cómo no somos capaces de conservar muchos de los objetos que formaron parte de nuestra vida y que, a su modo, nos hicieron más fácil la vida?.
Por dos motivos: uno porque somos hijos de la memoria. Sin memoria del pasado, la vida es más aburrida y descarnada.
La memoria del pasado es el álbum de la historia. Album que nos gusta, como el familiar, remirar de vez en cuando y enseñárselo a hijos y nietos , porque sirve para no romper el cordón umbilical que une a las familias y a las gentes con su pueblo.
 
 
 
La segunda reflexión tiene que ver con el sentido pedagógico de la memoria. Conservar en un museo o recinto espacial todo loos objetos usados en los distintos trabajos y oficios, supone mantener vivo el pasado, pero al mismo tiempo que las nuevas generaciones conozcan lo que formó parte importante de la vida de sus padres, abuelos y bisabuelos...
 
 
Son muchos los pueblos que abren museos con los más diversos motivos para conservar lo suyo, lo típico del pueblo.
Los colegios podrían incorporarlo a su programa formativo y supondría el formar en los valores del pueblo y a trabajar para que los niños amen y sirvan, al hacerse adultos, al pueblo que les vio nacer.
 
 
Esta es la reflexión que me ha sugerido esta trilladora, que ,después, de haber ayudado en las faenas agrícolas, ha acabado, triste y sola, destartalada.
 
 
 
 

martes, 15 de julio de 2014

SAN CRISTOBAL, UN AÑO MAS

 
La fiesta de San Cristóbal, patrón de todos los que están al volante, en especial del gremio de los camioneros, tiene una larga tradición en Boñar. Los camioneros organizan un día de fiesta en torno a San Cristóbal, el gigante que llevó sobre sus hombros al Niño Jesús, según el santoral cristiano.
 
 
El pueblo siempre ha visto con simpatía esta fiesta veraniega, que sirve para valorar la vida de los que echan horas y horas al volante.
 
 
Tanto el Soto, como la Plaza son los lugares donde se exhiben coches y camiones engalanados.
 
 
La Parroquia también colabora a dar lustre a la fiesta con la Misa y la procesión
 
 
 
Engalanados ponen una nota fiestera que da otro aire al Boñar veraniego
 
 
 

 
El Soto es un escenario único para exhibir los camiones y celebrar la fiesta. El Soto es un auténtico pulmón para Boñar, que hay que cuidar.
 
 
Termino este reportaje con dos fotos del San Cristóbal  de hace dos años, en las que aparece mi hermano. Un recuerdo para él.
 
 
 

martes, 8 de julio de 2014

IGLESIA DE CERECEDO


Hace tiempo me propuse dar a conocer las iglesias de los pueblos del ayuntamiento de Boñar y otros cercanos, que suelen ser lo más representativo del pueblo, además de guardar el poco arte que hay en ellos. Para muchos boñareses alguna iglesia, artísticamente hablando, habrá sido todo un descubrimiento. Hoy le toca el turno a la iglesia parroquial de San Pantaleón de Cerecedo

 

Dicen las historias que el nombre de Cerecedo viene de lugar de cerezos y la verdad que los hay. En primavera se les ve floridos en los alrededores del pueblo, dando pinceladas de blanco al verde del arbolado que sube hasta la Peña de la Salona.
También nos dicen documentos del s.X que por aquí tenían posesiones los monjes de Sahagún.

Hoy Cerecedo es un pueblo tranquilo, acunado por el Porma.
La Iglesia de Cerecedo, del siglo XVII está dedicada a San Pantaleón, un santo venerado en Madrid, cuya sangre se licua en un determinado día y que no se como habrá llegado aquí su devoción
 
.
 
Es una iglesia externamente no muy grácil, pero el pórtico rompe su pesadez y le da un poco de dinamismo.
 
 
El interior de la iglesia  es de una sola nave con un retablo que tiene representaciones con el buen sabor de arte popular
 
 
 
 
En el retablo hay dos paneles sobre la vida,martirio de San Pantaleón
 
 
En la iglesia también hay otras imágenes como la de San Miguel y san Roque
 
 
 
 
No podía faltar una imagen destacada de la Virgen. En este caso tenemos una deliciosa Virgen del Camino
 
 
 
El sagrario sencillo, y la pila del agua bendita completan la sencilla iglesia de San Pantaleón.
 
 

Recorriendo el pueblo nos encontramos con un escudo  de la Dama de Arintero. Siempre me llamó la atención que hace ahí, un poco escondido este escudo
 
Termino este paseo por el pueblo y la iglesia de Cerecedo con un recuerdo a la Herrería, hoy en paro y casi abandono, a la que se llega por un puente en el rio Porma.. sus orígenes son, dicen, medievales.