EL MARAGATO, VIGIA DE LOS SUEÑOS DE BOÑAR


Boñar tiene muchas cosas que podrían ser símbolo de su historia: puente, piedra romana, casa escudada, iglesia , ermita...todas ellas pueden servir para abrir la puerta al curioso que quiera acercarse a conocerla.

Yo he elegido al humilde muñeco, maragato, que desde la altura de la torre vigila los quehaceres de las gentes del pueblo. hubo un tiempo en el que daba las horas intermitentemente y, con su melodía campanil, no sólo nos decia que hora del día era, sino que nos recordaba que Boñar tenía vida.


Tenía en el Negrillón un amigo con el que comentaba lo que se cocía en el pueblo, hoy está sólo y llora su soledad, pero sigue ahí en lo alto, como santo y seña de un pueblo que se resiste a perder a su campanero.

Por esto le he elegido como símbolo del blog. Nadie mejor que él nos lo puede abrir.



sábado, 11 de octubre de 2014

EL DULCE RETIRO DE SAN ADRIAN

 
 
Los monjes cuando querían construir un monasterio buscaban lugares 
apartados, silenciosos, de buena vegetación y, sobre todo, que hubiera agua.

 
San Adrián reunía todas esas condiciones.
A tiro de piedra de La Losilla es un lugar apartado, solitario (pensemos en el siglo X), muy apto para vivir apartado del mundo, dedicado a la oración y al trabajo.
 
 
Entre los siglos VIII y X, empujados por el avance moro, hubo gente que se retiró a los montes del norte para poder hacer una vida religiosa y, también, por escapar de la persecución.
La Montaña de León vivió en estos siglos un auge del eremitismo y la vida cenobítica. Fueron surgiendo pequeños monasterios, como los de Pardomino y este de San Adrián dedicado a San Salvador y Santa María.
 
 
De todos los monasterios que hubo por esta zona, es el San Adrián el único que guarda vestigios de la época fundacional, ya que al cabo de los tiempos tiene, como casi todas las iglesias, añadidos y restauraciones.
De esta época, siglo X, más o menos, nos quedan tres pequeñas joyas: Candanedo, La Vega y San Adrián, que fueron estudiadas por el gran Gómez Moreno.
 
 
En esta pared se nos ha conservado el acta fundacional del año 980, que dice así: " En el recinto de Nuestro Señor Jesucristo, reinando el rey Ramiro, bajo la gracia de Cristo, (siendo) obispo Sisnando, el abad Ermenegildo de Ceralioro, aunque indigno, hizo (este monasterio) de San Salvador en la era de 1018 (año 980).
 
 

En el exterior quedan vestigios de la primitiva iglesia, como esta puerta de entrada, que tiene réplica, cegada, enfrente.
 
 
En la pared meridional quedan dos inscripciones
 
 
 
 
Son  del siglo XII y transcripciones poco afortunadas de la fundacional.
 
Completamos el exterior con la pared espadaña, añadida posteriormente
 
 
el ventanuco da un poco de gracia a una pared que más parece de fortaleza que de iglesia
 
 
 
 
El interior de la iglesia es de una sola nave con cubierta de madera y cabecera cuadrada con bóveda de arista, reforma del siglo XVI
 
 
 
El monasterio pasó a pertenecer en el siglo XI al gran monasterio de Sahagún, para ser anexionado posteriormente al de San Pedro de Eslonza, como muy bien relata el obispo benedictino Sandoval en el siglo XVIII, al escribir sobre las reliquias de San Adrián y Santa Natalia.
 
En el interior se guardan pocas, pero interesantes imágenes.
La del Salvador, gótica en piedra policromada
 
 
y la de la Virgen de Somerada
 
 
 
Esta virgen está en una hornacina .
 
 
En el interior hay una inscripción que tal vez tenga que ver con las reliquias de San Adrián y Santa Natalia
 
 
Durante muchos años funcionó al lado de la iglesia un balneario de aguas termales, hoy ya cerrado.
 
 
Aquí terminamos nuestra visita a esta iglesia  que merece la pena ser conocida y visitada por los amantes del arte y de los lugares silenciosos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

 
 
 
 
 

domingo, 28 de septiembre de 2014

AL " AIRE " LE SIENTA BIEN BOÑAR


Los alumnos de la Academia del Aire mejorarán los campamentos juveniles

Estas instalaciones, que son de gestión directa del Instituto de la Juventud, acogen durante el verano diversos campamentos multiaventura

Los alumnos de la Academia realizarán, en lo que supone el tercer año consecutivo de colaboración, las tareas de acondicionamiento y puesta a punto de los campamentos juveniles de Puente Viejo, en Boñar, y de Otero de Curueño, que suman 250 y 150 plazas respectivamente. Estas instalaciones, que son de gestión directa del Instituto de la Juventud, acogen durante el verano diversos campamentos multiaventura y actividades de este tipo. En el mes de septiembre, del día 1 al 20, serán los alumnos de la Academia Básica del Aire, alrededor de 220, los que aprovecharán las instalaciones para la realización de maniobras y actividades propias

 
Esta fotografía es de 2012. Era la primera vez que venía la Academia Básica del Aire a Boñar. El hecho de elegir nuestro pueblo para hacer sus prácticas es ya un honor. Si, además, siguen viniendo en 2013 y 2014 quiere decir que se sienten muy a gusto en el pueblo y que Boñar tiene las condiciones suficientes para albergarles.
 
Este mes de septiembre han llenado el Soto y el pueblo. Hace un par de días se han despedido en una parada y ceremonia que siempre impresiona. En la plaza y rodeados del cariño de la gente.
 
 
Este es el cartel que anunciaba el brillante acto
 
 
El marco para la parada  es espléndido, en una plaza que cada día me parece más guapa y original.
 
 
 
El otoño añade melancolía a una despedida, que se siente.
 
 
 
Son jóvenes procedentes de casi todas las autonomías de España. Seguro que no olvidarán su paso por aquí y allá donde estén harán buena propaganda de nuestro pueblo.
 
 
El acto es muy emotivo. En medio del silencio se hace la ofrenda floral y la oración- recuerdo a los Caídos. La columna de la fuente pone una nota delicada al momento.
 
 
Presididos por el jefe militar y nuestro alcalde.
 
 
 
Acabado el acto, que cierra la estancia de los cadetes de la Academia en Boñar, se disponen a partir, seguidos por el cariño del pueblo que sabe apreciar el gesto de la Academia del Aire de elegir a nuestro pueblo como lugar para su campamento.
 
 
 
 
 
Esperemos que sigan contando con nuestro pueblo para futuras actividades.
 
 
Suerte para todos ellos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  

domingo, 14 de septiembre de 2014

LA IGLESIA DE ORONES

Orones es un pueblo recogido, silencioso, de esos pueblos a los que hay que ir a dexintosicarse de ruidos y prisas.  Es un pueblo recostado en un valle escondido.

 
Dicen que su nombre proviene del rio que baja de la montaña por el valle, este agua que hoy también corre por su caño
 
 
Su iglesia situada en un pequeña elevación al final del pueblo, domina todoél caserío
 
 
 
Las iglesias de estos pequeños pueblo, en otros tiempos con vida y habitantes, son pequeñas joyas , algunas bastante deterioradas y que merecería la pena lavarlas la cara y recomponerlas.
 
 
 
La iglesia tiene un sencillo y bello pórtico
 
 
Esta puerta nos permite entrar en su pequeño interior de una sola nave. Posiblemente del s. XIII, aunque con añadidos y arreglos posteriores.
 
 
Al altar, con su retablo, se accede por ese arco apuntado, que le da un aire    mistérico y de intimidad
 
 
 
El deterioro del templo se nota en sus paredes, muy trabajadas por la humedad. Es una pena porque restauradas estas iglesias manifiestan claramente su historia y su belleza artística.
 
 
Es triste ver una iglesia en la que se han bautizado y han crecido en la fe cantidad de generaciones.
 
El retablo barroco, como el de muchas iglesias de los alrededores, tiene su valor y se visualizaría mejor sin esa cantidad de flores artificiales. ( Estoy en contra de poner flores, y además de trapo, en los retablos, cuando lo que se tiene que ver y merece la pena, son las propias figuras ).
 
 
Altar lateral
 
 
 
En el se encuentra este precioso sagrario con la escena de la Crucifixión en el Calvario
 

 
No podía faltar la imagen de la Virgen, con su ampulosidad barroca
 
 
Otros objetos litúrgicos en la iglesia: dos pilas, la bautismal y la del agua bendita
 
 
Confesonario en el cual parece que sólo hay que confesar la dejadez y el deterioro
 
 
otro sagrario