EL MARAGATO, VIGIA DE LOS SUEÑOS DE BOÑAR


Boñar tiene muchas cosas que podrían ser símbolo de su historia: puente, piedra romana, casa escudada, iglesia , ermita...todas ellas pueden servir para abrir la puerta al curioso que quiera acercarse a conocerla.

Yo he elegido al humilde muñeco, maragato, que desde la altura de la torre vigila los quehaceres de las gentes del pueblo. hubo un tiempo en el que daba las horas intermitentemente y, con su melodía campanil, no sólo nos decia que hora del día era, sino que nos recordaba que Boñar tenía vida.


Tenía en el Negrillón un amigo con el que comentaba lo que se cocía en el pueblo, hoy está sólo y llora su soledad, pero sigue ahí en lo alto, como santo y seña de un pueblo que se resiste a perder a su campanero.

Por esto le he elegido como símbolo del blog. Nadie mejor que él nos lo puede abrir.



sábado, 20 de diciembre de 2014

GENTES DE BOÑAR : COMIDAS Y MERIENDAS ( III )

 
En la sociedad  tranquila y uniforme de mi infancia las meriendas y comidas en el campo rompían la monotonía y creaban un ambiente de comunicación especial.
 


 
Unas eran más serias y oficiales, otras más campechanas ; unas con mesa y mantel, otras tenían como mantel la hierba.
 

 
Aquello de las mozas con las mozas y los mozos con los mozos, solía ser verdad , al menos en la mesa.
 
 

A juzgar por las caras eran momentos vividos con alegría
 
 
 
Esta mesa parece más seria, dominan los curas.
 
 
Esta panda no se lo pasaba nada mal. ( Era yo pequeño y oíamos como faltaban conejos o gallinas de algún corral, para las cazuelas de los quintos o pandillas que hacían una merendola).
 
 
El pinar de Adrados siempre fue uno de las sitios elegidos para compartir una merienda. Tranquilo, con olor a resina, cantos de arrendajos y algún que otro esguilo despistado correteando de rama en rama.
 
Una familia representativa y querida en Boñar
 
 
 
En las bodas de oro, como esta, no faltaba la tarta; en el campo eran obligados los filetes empanados y la tortilla de patata.
 
 
aquí tienen cara de serios, pero las liaban bien.
 
 
Las fiestas que organizó este alcalde, han quedado como de las más animadas de la historia de Boñar.
 
 
Si antes me refería a un alcalde, ahora lo hago a un sacerdote, que ha quedado también en nuestra memoria como un sacerdote sencillo, dicharachero y celoso de su trabajo al que iba en el medio de locomoción rural: el burro.
 
¡ Qué buenos ratos aquellos en el pinar o en el soto!
 
 
En el pinarín, en la falda del Pico Cueto. Que bien sabía todo en estos lugares de la naturaleza.
 
 
Como se ve, Boñar no era tan aburrido
 
 
 Con esta foto cierro este pequeño capítulo de gentes de Boñar, me gustaría tener muchas más , porque a través de estas fotografías sentimos el latir del corazón de Boñar.
 
NB: Como en todos ellos, sigo sin mencionar los nombres de los que salen para que seáis vosotros quienes los descubráis).
 

MI FELICITACIÓN NAVIDEÑA

NAVIDAD  no sólo es una época del año. Para los creyentes cristianos forma parte de su universo teológico; a los no creyentes les sugiere unos valores, que bien entendidos, son muy valiosos.
La narración de la NAVIDAD  en los evangelios es diametralmente opuesta a como la vive hoy el mundo cristiano, que la ha ido despojando del mensaje más profundo, para dejarla en una superficialidad de luces, arbolitos, estrellas y petardos.



La esencia del mensaje de la NAVIDAD es claro. Juan, el evangelista, en el magnífico prólogo de su evangelio lo resume así: " Aquel que es la Palabra se hizo hombre y vivió entre nosotros lleno de amor y de verdad". Y vino en sencillez y pobreza.

Mientras en el mundo sigan naciendo tantos "niñosjesuses" desnutridos, desplazados y sin horizontes, no tenemos derecho a celebrar una NAVIDAD derrochadora, ni hacer de los grandes almacenes el portal de Belén.
Es mi reflexión en estos días, que comparto contigo.

Os deseo a todos los que seguís el blog u os asomáis a sus páginas una NAVIDAD vivida según los valores del Evangelio y que en el año 2015 trabajéis por un mundo más humano.

sábado, 13 de diciembre de 2014

GENTES DE BOÑAR ( II ): BODAS

Antaño las bodas eran todo un acontecimiento en el pueblo. En ellas se puede decir que participaban todos: unos invitados, otros asistentes al oficio religioso y los más como espectadores. Se ponían las mejores galas y se comía y bailaba, rompiendo la monotonía de los días.


 
A través de  estas fotos recordamos a mucha gente, unas viven entre nosotros; otras, desgraciadamente, nos han dejado. ( En esta primera foto quiero recordar especialmente a Juanín y a Maribel, fallecidos recientemente y que son para mi como hermanos).
 
 
¡ Cuánta vida, cuántas anécdotas encierran estas fotografías!. Algunas ya con el sabor de lo antiguo.
 
 
Alguna habrá que mirarla con lupa para conocer a los que están, pero merece la pena.
 
 
Muchas de estas fotos son de familias muy cercanas a mi, por eso las guardo con mucho cariño, porque me ayudan a no olvidar a tantas personas que formaron parte de mi infancia
 
 
Especialmente tengo presentes las de mi familia, a las que por estar en el seminario, no pude asistir.
 
 
En las bodas tenían un papel importante los amigos del novio y las amigas de la novia. Más de uno y uno pensaban que podrían ser los siguientes.
 
 
 
Casi siempre las bodas se celebraban en la parroquia de Boñar, donde se habían bautizado y recibido la primera comunión; el tiempo, con sus vaivenes, fue introduciendo la moda de casarse en León. La iglesia de Renueva se llevaba la palma.
 
 
Aquí vemos a un buen plantel, amigos de los novios
 
 
En pocas fotos sale el cura que los casó, en este caso sí, ahí se ve a D. Remigio entre los invitados.
 
 
Recuerdo especialmente en esta a mi padrino.
 
 
Más invitados
 
 
Una familia muy querida por mi, en día de boda
 
 
Una de las últimas que he celebrado de personas de Boñar, lejos del pueblín, nada menos que en la Macarena de Sevilla.
 
Por la vestimenta se puede sacar los años en que se celebraron.
 
 
 
 
En más de una ocasión algunos matrimonios celebran sus bodas de oro, en una celebración de acción de gracias.
 
 
Como es natural, toda boda acaba en banquete. Allí se come, pero también se habla del pueblo, de las gentes, de los recuerdos.
 
NB. Como dije en el primer capítulo, prefiero no poner nombre a la gente que sale, para que seáis vosotros, los que las veis, quienes se lo pongáis.( Y mis gracias a todos los que me proporcionan este material, que , al fin y al cabo, es historia de Boñar).
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

sábado, 6 de diciembre de 2014

GENTES DE BOÑAR

 
Creo que la historia de los pueblos no sólo está en sus edificios, sino en sus gentes, en las que viven y en las que nos han ido dejando.
La huella de unos es más profunda que la de otros, pero todos han contribuido a "hacer" el pueblo.


Hace años, cuando pensaba en este blog dedicado a Boñar, fui recogiendo fotografías, (y sigo), para algún día mostrarlas. Y ahora creo que puedo hacerlo.
Iré poniendo fotos de grupos, individuales; unos viven todavía, otros nos han dejado.
Pensé en poner sus nombres debajo de las fotos, pero he optado por no hacerlo, por una razón. Prefiero que seáis los que véis estas fotos quienes se lo pongáis. Y si la ven jóvenes o niños que no los han conocido, es una ocasión para hablarles de esas personas y del anecdotario que pueda haber detrás de ellos, como se hacía en aquellas veladas navideñas al calor de la lumbre. Espero que os sirva para mantener vivo el recuerdo de tanta gente a la que hemos conocido y conocemos.


Muchas de las personas que aquí ves han sido populares. Han tenido sus negocios o han trabajado en distintas profesiones, por lo tanto muy conocidas en Boñar                                     


Unos eran de Boñar de toda la vida, otros vinieron de otros lugares, pero todos se integraron en la vida del pueblo.

 
¡Cuánta cháchara en las barberías!. En ella se repasaban acontecimientos y se comentaban las incidencias de los pueblos, sobre todo los lunes de feria.
 
En torno a la iglesia se reunía el pueblo. Las campanas de la torre  convocaban a misas y a otros actos religiosos, especialmente en navidad y semana santa.
 
 


 
Unos nos dejaron hace tiempo, otros más recientemente
 






 
 

 


 
 


 
La cercanía en el tiempo hacen que algunas fotos sean especialmente nostálgicas
 
 






En las próximas entregas serán los grupos, las bodas y otras actividades las que nos permitirán ver a muchos que conocimos y que formaron parte de nuestras vidas.