El Maragato es el vigía secular de la vida de Boñar. Su compañero el Negrillón le dejó hace tiempo, Encaramado en lo alto de la torre, está abierto a los cuatro puntos cardinales, asi que no se le escapa nada de lo que pasa en Boñar. Este blog quiere ser memoria de lo que fue y es. En él están recogidas tradiciones, personas, historia.... Bucea en él para conocer mejor a Boñar.

domingo, 2 de agosto de 2015

XX FERIA DE LA CERAMICA

La feria de la cerámica es una veraneante más de Boñar. Sus 20 años de presencia lo avala.
Estas ferias se hacen a lo largo y a lo ancho de España y son un acto cultural importante. La cerámica es, sino la primera, sí la segunda manifestación de la cultura del ser humano. Primero por necesidad. Necesitaba útiles domésticos y el barro era un material abundante y maleable. Posteriormente esta cerámica fue adornándola de  imaginación y creatividad. Todas las culturas antiguas tienen obras de cerámica dignas de los mejores museos.
 

El marco de la feria es único. La torre de la Iglesia le da una estética especial. La plaza es espaciosa y se pueden visibilizar todas las jaimas.
El día contribuyó al éxito de esta XX edición.
 
 
 
Fue inaugurada por el Sr. Alcalde, acompañado de los miembros de los partidos políticos. Delante del stand de Boñar, montado la Asociación Mujeres de Boñar.
Este año han elegido el mito griego de Ariadna que ideó el recurso del hilo para matar al Minotauro. Esto lo reflejaron en un montaje muy plástico.
Vanessa, profesora en el colegio de Matallana de Torío, fue la encargada de explicar este mito.
 
 
 
 
No cabe duda de que el trabajo de las mujeres de Boñar es encomiable.
 
 
Diecinueve ceramistas y alfareros expusieron en Boñar, venidos de diversos lugares de la geografía española: León, Jaén Palencia, Asturias, Zamora, Segovia, Salamanca. Buena representación.
 
 
 
Como se puede ver es una cerámica muy variada y creativa y, al mismo tiempo, muy decorativa.
 
 
No podía faltar la tradicional, las que llenan las cocinas de nuestras casas; las que , como en el caso de una expositora, se elaboran con arcilla autóctona y con una preparación que lleva el machacar, acribar, amasar...
Ello hace que tenga una tonalidad especial.
 
 
Hay que felicitar al Ayuntamiento por cuidar estas manifestaciones culturales.
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 20 de julio de 2015

BOÑAR EN LOS LIBROS (y III)

 
"El agua de nuestra fuente tiene la particularidad de enfriarse con grande facilidad y intención. Habiendo hecho dicho Vallejo el análisis de 28libras de ella por evaporación, sacó sólo de residuo como medio escrúpulo, y lo mismo dice el alegado Meyre que le sucedió con tres cuartillos que evaporó: diferencia tan grande que admira, que en tan grande cantidad se haya hallado el mismo residuo que en la otra, fin que pueda determinarse la verdadera causa, pues aunque el referido Vallejo hizo el análisis al pie de la fuente, por la misma razón debiera sacar más residuo, aún en igual cantidad de agua que Meyre que hizo la evaporación tan lejos de la fuente, cuanto hay de Boñar a León.
Advierte nuestro Vallejo, que dicho residuo consta de muchas partículas de hierro, lo que se infiere, no sólo de su color, sino también de la aplicación del imán que se cebó bastantemente en ellas. El doctor Meyre se inclina a que el agua de esta fuente obra en virtud de un principio salino neutro con escasa porción de azufre; pero el mencionado Ibáñez, hecha por otra senda bastante escabrosa, queriendo que el agua de nuestra fuente contenga vitriolo y azufre. sea lo que fuere ( pues esta discordia no tiene muy fácil composición, lo cierto es que el agua de la fuente de Boñar tiene la virtud de removerla orina, no menos el sudor y moderadamente el vientre. Con estas evacuaciones cura maravillosamente todas las enfermedades originadas de obstrucción, como las hipocondrías húmeda y seca, tercianas y cuartanas rebeldes y envejecidas, icteria y toda calentura lenta, que dimane de este principio. Excita el apetito con vehemencia y tanto que es común entre los vecinos de aquellas poblaciones mirar con respeto el uso de esta agua a todo pasto, porque no se les siga el hambre inmoderada y mayor gasto de pan en sus casas....
 
( sigue a continuación enumerando casos de curación y mejoramiento por efectos del agua) Y termina el capítulo dedicado a Boñar.



"Aunque Vms. dijo D. Onofre Calvete, no han ponderado la fuente de Boñar con tantos encomios y excesivas alabanzas, como a otras, no por eso se debe cree algo a los dolientes, se puede suplir con la mediación de la ciudad de Leónr, que no sea esta tan eficaz como aquellas, pues sobre poseer las virtudes dichas, que acreditan los testimonios dados, tiene también la prerrogativa de no ser de mal gusto bebida, ni ser caliente y, por tanto, menos fastidiosa, haber en el pueblo buenos paseos, ser bastante divertido y que si acaso falta"

Esta tomado del libro de PEDRO GOMEZ DE BEDOYA, "Historia natural de las fuentes minerales de España...".

Se publicaron solamente dos tomos, teniendo la suerte que Boñar empezara por la B.

Fue Doctor en Medicina, catedrático en Santiago de Compostela, en tiempos del rey Carlos III.
Escribió su obra en los años 1764 y 65.
Estuvo en Boñar estudiando la fuente termal, por eso tiene más interés










domingo, 19 de julio de 2015

BOÑAR EN LOS LIBROS ( II )

( continuación)...Las noticias de la fuente, o Calda de Boñar, que tenemos y que voy a referir son extraídas de las que enviaron el Dr Andrés Meyre, médico titular de la ciudad de3 León, sujeto de conocida habilidad en todas las partes de la facultad; d. pedro gallo de Escalada, sabio médico, titular de Villamañan; d José Martínez Ibáñez, acreditado boticario de la Villa de Boñar; d Santiago Bausela, que lo es en la ciudad de León y de las que trajo el dr. Francisco Vallejo, uno de los dos médicos viajeros, que de orden del Sr Quiñones pasaron al reconocimiento de la fuente. Todos convienen que en medio del camino, que hay desde dicho Boñar al lugar de Cerecedo, está la referida fuente, inmediata a una ermita de San Andrés. Nace, como unos veinte pies de la peña en la que dije estaba la referida inscripción, a borbotones. Tiene su hueco tres varas en cuadro, sin pretil, ni otro adorno, más que por la parte del cerro en que está dicha  peña.

 
La temperie del agua es algo menos que tibia, muy clara y sin sabor extraño. Bañada en ella la plata no muda de color, ni pierde su blancura, pero los guijarros de los que abunda el arroyo, que forma el agua, son todos amarillos y de esta índole hay alguna espuma. Aunque hace creer  no venir conducida de otra parte el agua de nuestra fuente, el brotar a borbotones desde su arenoso centro, con tal desigualdad, que  unas veces se ve salir bullendo de un sitio y otras de otro y aún en varias partes del prado, que circunda el manantial, se ve la misma ebullición entre las hierbas, persuaden los contrario las razones del historiador Morales, y el acaso, de que habiendo cavado poco más arriba de la fuente, subiendo el cerro, con el ánimo de sacar un tesoro por dirección o embuste de una mujer que se hacia llamar Zahorila, se redujo el hallazgo a romper el acueducto, que habiéndole después soldado mal esta rotura, apareció a tiro de pistola del principal otro manantial, cuya agua es de la misma idea y circunstancias que la del baño.
 
 
Hace más fuerte la prueba de este discurso, no salir hoy el agua de la principal fuente tan caliente como salía antes de la función del pretendido tesoro y rompimiento del conducto, de cuya faena permanecen aún hoy los vestigios en el foso que abrieron, peñas arrancadas y terreno movido, sin que por esto no debamos creer, que puede dicho cerro abrigar en sus entrañas muchos y distintos manantiales, como lo testifica una cortadura o pequeño risco próximo a la parte de Poniente en la cual está judicialmente una fuente salobre que percibe el gusto en la que se suda de entre las piedras que la ocultan. Es bastante la copia(abundancia) de agua, que arroja nuestra fuente, pero es de notar que los prados bañados por ella se secan y otras cualquiera plantas se marchitan con su riego; por esto tienen la providencia de darle separada corriente sin que se toque en heredad alguna.
El referido Dr. Vallejo dice que observó que los barbos y otros pescados, que se crian en ella, no se pueden comer porque amargan excesivamente; pero no sucede esto con las anguilas, pues habiendo cogido en la fuente una de peso de libra y media, la mandó guisar para comer de ella en compañía del Corregidos de Boñar, Fernando Coronel, Juez de comisión, que  se hallaba en ella, un oficial suyo y el referido Santiago Bausela, todos estos notaron al probarla la novedad del olor que despedía, tan subido de almizcle, que no sólo les precisó a dejarla, pero a comer de lo demás muy poco por la fragancia que en los cubiertos, y toda la sala quedó y que no pudieron desechar en aquel día. Dicho olor no se percibía en el guiso, fino en la carne de la anguila, y mientras más la despedazaba, más intenso era.
 
 
 
                                                                                                        (CONTINUARA)
 
 
 
 

BOÑAR EN LOS LIBROS ( I )

Durante el tiempo que dediqué a escribir el libro sobre Boñar, manejé bastante bibliografía referida al pueblo y que, tal vez, no sea muy conocida. Ahora en el descanso veraniego, me entretengo en transcribirte algunos capítulos de libros consultados. Tal vez te interesen.
El primero, como no podía ser de otra manera, tiene relación con el agua, omnipresente en Boñar.

                                  ACADEMIA SEXTA

                            QUE CONTIENE QUINCE LUGARES

                      en cuya Jurisdicción se halla fuente mineral

                                             BOÑAR

" En el Reino de León, en lo áspero de sus montañas, seis leguas distante de la Capital y cuatro del Principado de Asturias, está la villa de Boñal, o Boñar,, población de 80 vecinos en una sola calle. Es Señorío de los Excmos. Señores Condes de Lemos. El sitio y su Jurisdicción son amenos, aunque el término corto, porque las altas y escabrosas montañas no permiten más: sí solo hacia el mediodía es más extendido, y por la misma parte soplan los aires con más libertad. El Valle, que se dilata por tres leguas, es fértil de todas semillas, aunque lo más de él se emplea para hierba, cercados de lino y huertas para hortaliza. Baña a este pueblo, y pasa por medio de él a lo largo un río de bastante caudal, llamado Curueño o de Boñar. Este nace tres leguas más arriba en los lugares de Lillo y Vegamián. Dichas montañas están bastante pobladas en sus faldas de robles, y encinas, y en el centro del valle se concentra copia de chopos, sauces, y fresnos.

 
Es la temperie de esta Villa bastante sana, y así la gente se cría robusta, y llega a una edad avanzada, aunque no goza de las mayores comodidades; pues de sesenta casas que tendrá la Villa, todas las dieciséis están cubiertas de paja, y los vecinos se ven precisados a calzar zapatos de madera, que llaman madreñas, por el sumo frio y nieves; pues los más años empieza la primavera por fines de junio, y a principios de agosto ya vuelve otra vez refrescando.
 
 
Quieren los naturales que el nombre de Boñal traiga su origen del verbo latino blaneare, por haber sido celebres antiguamente los baños de su Jurisdicción. Fueronlo sin dudas; pues aún al presente se admiran las excelentes virtudes de su agua. La fuente está en su término mirando al norte, a la falda de un cerro llamado Salon, cuyo nombre derivan de un héroe gentil, así llamado, que vivió en su cumbre, en donde se ven vestigios de una fortaleza arruinada y cuentan, fue en aquel antiquísimo tiempo Procer de muy valerosos hechos. En una peña que está por cima de Lafuente permanece una inscripción de los romanos, la cual trae también Ambrosio de Morales, pero más clara que lo que está hoy, pues desde su tiempo hasta el presente han destruido muchas letras. Dice, pues, el referido Morales:
 
FONTI  SAGINIFFIGENO
ECCCLVHS,.................
ALEXIS AQUILEGUS
V.  S.  L.  M
 
 
Según el dicho autor, dice: Alexis, oficial de descubrir y traer aguas por conductos, con gasto de 355 sestercios cumplió el voto, que había hecho a esta fuente, que tiene propiedad de engordar, teniendo mucha razón de cumplirlo de buena gana. Parece que este oficial fontanero en alguna convalecencia prometió de aderezar algún baño para provecho público y cumplió su voto en esta fuente, cuya agua tenía particular propiedad de engordar  o por sanar en general las enfermedades, era causa que los hombres engordasen, restableciendo su flaqueza y es de notar en la inscripción la palabra Aquilegus, de que Plinio y algunos juriconsultos en los digestos usan. Hasta aquí Morales.
Vuelvo a decir que al presente no están tan cabales las letras de esta inscripción, como en el tiempo de este historiador, porque las lluvias y otros acasos  han perturbado o deshecho muchas de ellas.
 
                                                                  ( CONTINUARÁ)
 
 
 
 


miércoles, 8 de julio de 2015

BOÑAR BIEN SE MERECE UN MUSEO



  

Hoy día los pueblos más dinámicos sienten un marcado interés por poner de relieve aquello de singular que tienen y que les hace diferentes a los demás pueblos y tienden a conservar tanto el pasado histórico, como todo lo actual que sobresale por algún motivo.
Muchos pueblos tienen hoy su museo de etnografía( o de arte ) y Centros de Interpretación, relacionados con la naturaleza o con algún edificio artístico.
Esto no sólo sirve para conservar el legado del pasado, sino que es una atracción turística que beneficia al pueblo.
Desde hace años vengo abogando porque Boñar tenga su espacio destinado a conservar el pasado, como pueblo agrícola y ganadero, que ha sido, sino también las obras de muchos de sus hijos que se han distinguido en el campo artístico o como coleccionistas de diversos objetos.
Como construir un edificio destinado a estos menesteres se sale del presupuesto de cualquier pueblo, lo más sensato, y es lo que hacen otros, es remodelar algún edificio con suficiente superficie para ello.


 
En este sentido siempre me pareció que el edificio que podría albergar un museo sería EL MATADERO . Por espacio y por ubicación.
Si esto calara y se viera viable, la segunda parte sería animar a los artistas del pueblo y a los coleccionistas a donar obras  o a negociar con el Ayuntamiento. así se ha formado más de un museo popular.
Ahí queda esto para que personas amante de su pueblo y entusiastas pongan manos a la obra.
Creo que tenemos una serie de personas que llenarían suficientemente unas cuantas salas.
 
                                                           FRANCISCO
 
 


                                                                                                       
                                                   MANUEL ROLLAN
 

 
 
 
ANGEL DEL BARRIO PUENTE
 
 
                                                         

 DOMINGO




VICENTE
 

 
 
                                             

                                                       JUAN ANTONIO ALVAREZ

 
 
 
Con la obra de estos artistas y coleccionistas bien llenamos un pequeño museo . Hay otros aficionados a la talla, como Alfredo Villa y más gente que no recuerdo que también tienen obras que se pueden exponer
 
 
 
 
Cuando pienso en este pequeño museo, siempre me acurdo de la obra de Chano, el de la Viña. Sus preciosos palomares de cerámica, que podían haber venido a Boñar y se quedaron en Valladolid.
 
Con esta entrada del blog sólo he querido poner un granito de arena para que este museo sea posible
 
 
 
 

lunes, 29 de junio de 2015

BOÑAR RECUERDA SU PASADO AGRÍCOLA

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Me ha parecido una idea estupenda. Por muchas razones. porque los más jóvenes pueden tener acceso a cosas que ya no han vivido y desconocen y segunda porque Boñar va saliendo de la inercia de hacer siempre lo mismo.
El pasado de Boñar tiene mucho que ver con la agricultura y la ganadería. Eran su forma de vida. Con esta pequeña, pero interesante, exposición se pone a la vista de todos lo que fue su vida.
 
 
Seguro que muchos tienen en su memoria muy viva la imagen de las eras cuando un mundo en ebullición: trillos, bueyes, montones de paja, máquina trilladora, calor, desayuno a la sombra del carro...
 
Todavía recuerdo al labrador, "eterno arador sobre su gleba" que diría Ortega y Gasset, en Matabuena inclinado sobre la yunta o aquellos concursos del surco más recto en Valles por San Isidro
 
 
La exposición tenía sus carteles explicativos, sencillos, pero que ayudaban a los más pequeños a saber identificar (merece desde aquí tener un reconocimiento para los organizadores y realizadores)
 
 
 
 
Los aperos y utensilios eran variadísimos. Toda una enciclopedia de útiles
 
 
 
 
 
 

 
 
 

 
 

 



 
 
 
 
 
 
 
Las madreñas siempre fueron imprescindibles en un pueblo de montaña
 
Vista general de la exposición en la bolera del Soto
 
 
 
También hubo alguna que  otra maqueta. Siempre hubo buenos artistas .
 
 
 
Creo que merece la pena elogiar esta exposición. Ojalá Boñar encuentre la veta cultural que caracteriza a muchos pueblos .Le hace más atractivo